VÍACRUCIS DE LA HERMANDAD DEL SOL 2020

Queridos hermanos:

Como sabéis debido a las extraordinarias circunstancias que vive el país, este año no vamos a poder realizar el Viacrucis del Santo Cristo Varón de Dolores de la Divina Misericordia por nuestro Barrio del Plantinar.

Por ello, esta Junta de Gobierno, ha decidido realizar el VIACRUCIS de forma virtual, iniciando el mismo hoy con una oración y la primera estación y a partir de mañana a las 19:00 horas publicaremos cada día una Estación.

Esperamos que este Viacrucis nos sirva para interiorizar la necesidad que tenemos de Dios, en los momentos difíciles que estamos pasando de reclusión en nuestros hogares. Tengamos fe en la MISERICORDIA de Nuestro Cristo Varón de Dolores de la Divina Misericordia y confiemos que saldremos más fortalecidos como hermanos que nos ponemos en manos del amor de Dios.

Oremos todos juntos por la pronta recuperación de los enfermos y por todos los que cuidan de nosotros.

VÍACRUCIS

Comencemos con la señal de nuestra salvación y signo del amor que Dios nos tiene:

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

R. Amén.

ORACIÓN

Hoy, nuestra hermandad del Sol, como cristianos comprometidos en Jesús, por Jesús y para Jesús, se congrega para recordar y revivir las últimas y dramáticas horas de la vida terrena de Jesús.

    Estamos aquí, conscientes de que el «vía crucis» del Hijo de Dios no fue simplemente el camino hacia el lugar del suplicio. Creemos que cada paso del Condenado, cada gesto o palabra suya, así como lo que han visto y hecho aquellos que han tomado parte en este drama, nos hablan continuamente. En su pasión y en su muerte, Cristo nos revela también la verdad sobre Dios y sobre el hombre.

    Al participar esta tarde en la cruz de Cristo queremos experimentar en el Espíritu Santo el amor que esconde tras de sí la cruz de Cristo. Queremos reconocer, a la luz de este amor, la propia cruz. Queremos cargarla sobre la propia espalda y, movidos cada vez más por ese amor, caminar… Caminar a través de la vida, imitando a Aquel que «soportó la cruz sin miedo a la ignominia y está sentado a la diestra del trono de Dios» (I-Ib 12, 2).

Oremos:

    Llévanos por ese camino santo por el cual caminaste hacia la muerte. Concédenos caminar tras de ti cada día en el camino de la vida, verte en cada hombre que sufre a causa de nuestro pecado. Ilumina nuestra mente y corazón para contemplar lo que una vez hiciste en tu amor por nosotros.

    Y haz que participemos constantemente en los frutos de tu Pasión, Muerte y Resurrección.

    Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R. Amén.

I. ESTACIÓN

   LA AGONÍA DE JESÚS EN GETSEMANÍ

V/. Te adoramos, Cristo, y te bendecimos.

R/. Porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo.

 

Lectura del Evangelio según San Mateo: (26, 36-46)

Jesús fue con ellos a un huerto llamado Getsemaní, y dijo a los discípulos: «Quedaos aquí mientras voy más allá a orar». Se llevó consigo a Pedro y a los dos hijos del Zebedeo; y comenzó a sentir tristeza y angustia. Y les dijo: «Me muero de tristeza. Quedaos aquí y velad conmigo». Avanzó unos pasos más, cayó de bruces y se puso a orar así: «Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz; pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú». Volvió a los discípulos, los encontró dormidos y dijo a Pedro: «¿Conque no habéis podido velar una hora conmigo? Velad y orad para que no caigáis en tentación.

El espíritu está dispuesto, pero la carne es débil». De nuevo, por segunda vez, se fue a orar, diciendo: «Padre mío, si no es posible que este cáliz pase sin que yo lo beba, hágase tu voluntad».

Oración:

Padre, por el Espíritu Santo abre nuestra voluntad a la tuya, para que tengamos la fuerza de vigilar y de orar con Jesús en su combate contra el mal,y la participación en tus sufrimientos nos haga experimentar la fuerza de tu Resurrección, tú que nos redimes de todos los pecados.

PADRE NUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

Amén.

AVE MARÍA

Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

GLORIA

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos.

Amén

Related Posts

+34 682 897 791

Envíanos un whatsapp con tu nombre y apellidos.

Recibe todas las noticias en tu email

Únete a otros 20.568 suscriptores

CALENDARIO

  1. CABILDO GENERAL DE ELECCIONES

    22 junio / 18:30 - 22:00

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: