Vía Lucis: Segundo ENCUENTRO

SEGUNDO ENCUENTRO: La turbación de María 

 

¡Alégrate! Virgen María, aleluya  –  Porque el Señor hizo en ti maravillas, aleluya.

 

“María se turbó al oír estas palabras y discurría qué significaba aquella salutación” (Lc 2, 29.

 

REFLEXIÓN:

 

Una joven sencilla, humilde y virtuosa ha sido saludada por un ángel enviado por Dios. ¿Qué forma tomó el ángel? ¿Cómo oyó o percibió María sus palabras?

Nada sabemos al respecto. Dice la Sagrada Escritura que María se turbó y trató de encontrar un  significado. ¿Dónde? En la profundidad de su fe.

Es normal que una joven virgen se turbe y se sonroje ante un mensaje semejante; pero la turbación no debe llegar al extremo de impedir que se busque la verdad. Nada tranquiliza tanto, nada da tanta seguridad como encontrar la verdad.

María, sobreponiéndose al sentimiento, se pregunta qué puede significar el mensaje del ángel. El Señor está contigo, le había dicho el mensajero divino. Ahí encontró María la respuesta, en Dios. La verdad está en Dios, aunque, muchas veces, no podamos comprenderla.

AVE MARÍA

Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

 

 

Related Posts

+34 682 897 791

Envíanos un whatsapp con tu nombre y apellidos.

Recibe todas las noticias en tu email

Únete a otros 20.568 suscriptores

CALENDARIO

  1. CABILDO GENERAL DE ELECCIONES

    22 junio / 18:30 - 22:00

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: